Vocarraje
Skip to content

Suscribete a nuestro Boletín

Visita nuestra Bodega

Disfruta de una visita inolvidable a nuestras instalaciones donde podrás hacer diferentes catas de botellas, de barricas...

Aprenderás el proceso de la elaboración del vino.

Aviso mínimo 1 día de antelación
Grupos máximo 25 personas

Abdón Segovia

Móvil: 630 084 080 Tfno. /Fax: 980 698 172

FACE BOOK

Comprar
Inicio Tienda Vinos - Abdon Segovia Crianza 2011, Magnun
Info: Su navegador no acepta las cookies. Para poder poner productos en su carrito de compra y comprarlos tiene que habilitar las cookies.
Recomienda a un amigo
Joven Roble, 75cl.Joven Roble, 3/8

Crianza 2011, Magnun
Ver imagen grande


Crianza 2011, Magnun

Precio (Unidad): 28,00€
Número {uni}s en el envase:1
Número Unidads en la caja:1
Pregunta sobre este artículo

Crianza 2014, Magnun Presentacion en caja de madera

Existen botellas de vino más grandes de lo normal. La más utilizada es la botella Magnum que tiene capacidad para litro y medio de vino, es decir, el doble que una botella normal. Pues bien, uno de los temas que más interés suscitan entre los nuevos aficionados al vino es el de este formato. ¿Por qué botellas tan grandes? Bueno, pues existen motivos de sobra...

El vino es como un conjunto de partículas.Cada particula a estado en contacto con diferentes elementos.Por ejemplo.. Una partícula ha estado en contacto con el hollejo (piel) de la uva, y adquirido parte de sus propiedades. Otra ha estado en la barrica junto a la madera, y tomado sabor de ella.Cada uva es distinta con mas azúcar,otros aromas, hollejos etc... Cuando el vino se embotella, esas partículas se van mezclando, hasta que todas terminan siendo iguales. Es cuando se dice que un vino se ha "afinado" en la botella.

Si la botella es pequeña, es más difícil que todas las partículas estén representadas: si en una botella sólo cupieran 3 partículas, una de las que hemos mencionado no estaría presente en el vino. Así, cuanto más grande sea la botella, más partículas distintas formarán el vino y más completo será su sabor.

Eso también quiere decir que cuanto más grande se la botella, más tiempo hará falta para que se "afine" (o redondee) en la botella. Por eso, normalmente, los vinos en botella Mágnum salen a la venta un año después que los vinos de la misma cosecha embotellados en botella normal. Pero el proceso, al ser más lento y reposado, ofrecerá un resultado mejor, más perfeccionado. Las bodegas, que conocen todos estos aspectos (y de forma más científica que mi explicación), suelen sacar a la venta partidas en este formato, pero sólo de sus mejores vinos. Por algo será, ¿no?

Hay otra ventaja en las botellas Mágnum, y es que el vino es muy sensible a los cambios bruscos de temperatura. Cuanto más pequeña sea una botella, mas rápido podrá calentarse, y es más fácil que se estropee. Es verdad que una botella abierta, sea del tamaño que sea, pierde aromas y calidad, por lo que las botellas Mágnum tienen que abrirse cuando haya gente suficiente para consumirla rápidamente, así que se trata de un formato perfecto para compartir una larga velada con buenos amigos, y así evitamos tener que estar pendientes continuamente de que haya botellas abiertas. La Mágnum da para largo...

 


Disponibilidad

:

2-3d.gif