Una botella de vino con un mensaje dentro… y otras novedades enológicas

Mensaje en una botella... de vino

Acudimos a la tercera edición de la Feria del Vino de Toro y descubrimos varias novedades: vinos dulces, un tinto para jóvenes, un blanco ecológico y… cómo mandar mensajes en una botella de vino.

“A los que le ponen pegas a los vinos de Toro, que descubran la frescura de los de la añada 2013” apuntaba Carlos Gallego ante los chicos de la prensa presentes el coso de la localidad zamorana, bajo un sol más veraniego que primaveral durante el primer día de la feria del Vino de Toro. El veedor del Consejo Regulador de la D.O. Toro es consciente de que, pese al trabajo de renovación realizado en viñedos y bodegas desde hace casi dos décadas, a los vinos de Toro les sigue persiguiendo la fama de duros. Y eso que los Toro de ahora, presentes en los mejores restaurantes del mundo, nada tienen que ver los Toro con los que chateaban los abuelos castellanos el siglo pasado.
¿Cuál es la clave del cambio? le pregunto a Amancio Moyano, presidente del Consejo Regulador: “Maceraciones más cortas, vendimia más temprana y por supuesto, la labor de los enólogos. Son vinos distintos a los de entonces, más fáciles de beber, aunque conservando la tipicidad de la tinta de Toro como elemento diferenciador”. ¿Y cuándo se empezaron a dar cuenta consumidores y expertos vitivinícolas de que algo estaba cambiando en los vinos de esta tierra? “En torno al año 2000, con la apuesta de empresas vitivinícolas de máximo nivel nacional e internacional por la D.O. Toro”.
¡Si hasta Gérard Depardieu compró allí una bodega, junto al bodeguero francés Bernard Magrez!, recuerdo después. Pero Moyano ya no está a la vista, en la web de Magrez no se menciona el nombre del actor ni el vino que éste producía, y cuando pregunto a algunos bodegueros locales si Depardieu sigue vinculado al proyecto no saben qué decirme. Así que me lanzo a recorrer el albero dispuesta a descubrir las novedades que han traído a la feria las bodegas de la D.O. Toro:

Un mensaje en una botella. En Abdón Segovia, la bodega del enólogo en el que Magrez y Depardieu confiaron para la puesta en marcha de su proyecto en Toro, han decidido que nada mejor que decírselo con vino. Y no de viva voz tras una copa, sino dentro de una de sus botellas donde el pen drive, el mensaje manuscrito, la foto… va en una cápsula cerrada herméticamente. “El anillo de pedida no cabe pero el diamante sí”, apunta divertida Belén Segovia. En cuanto al vino, puede ser un roble con 4 meses de barrica, un crianza de 12 meses, un rosado.

Escrito por María García Muriel  |  Zamora (para cocinatis.com

Agradecidos de que compartas